292. Terciarias Franciscanas del Tránsito y Asunción de Nuestra Señora



Las Terciarias Franciscanas del Tránsito y Asunción de Nuestra Señora (Hermanas del Pozo Santo) son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano, desde 1946, que tiene su origen en el s. XVII en la labor de dos mujeres de la Tercera Orden Franciscana, las Venerables Madre Marta de Jesús Carrillo (1590-1669) y Madre Beatriz Jerónima de la Concepción (1608-1696). Durante siglos, el Beaterio de Terciarias Franciscanas se distinguió por la santidad de sus Religiosas y el amor con el que trataban a los enfermos y desahuciados. Este antiguo Beaterio, hoy Instituto aprobado en la Archidiócesis de Sevilla, se ha mantenido casi inalterable hasta nuestros días, teniendo por carisma socorrer a pobres mujeres desamparadas, impedidas o incurables, asistiéndolas en su enfermedad y ayudándolas a bien morir.


El fundamento de la vida y de la legislación del Instituto es el Santo Evangelio de Jesucristo vivido según la Santa Regla de la Tercera Orden de San Francisco. Actualmente, las Terciarias siguen presentes en el Hospital del Pozo Santo de Sevilla, fundado por la Venerables Madres en 1666. Ambas están en proceso de beatificación.



291. Frailes de Emaús



Los Frailes de Emaús son una Asociación Pública de Fieles fundada por los PP. José Anchieta Varela y Luiz Carlos Rodrigues en 1996 (Brasil). El carisma de la Comunidad nace del pasaje evangélico de los discípulos de Emaús (Lc 24,13-35). Así como los discípulos reconocieron al Señor Jesús en la fracción del pan, los Frailes de Emaús lo reconocen y contemplan en el Sacramento de su Amor. Inflamados del amor divino, anuncian a Jesús entre los hombres para que le tributen este homenaje de amor y adoración por su Presencia eucarística. Inspirados en San Francisco de Asís, los Frailes viven de manera sencilla y alegre su consagración a Dios en medio de su pueblo. Oración, fraternidad y apostolado son los tres pilares de su forma de vida. En cuanto al apostolado, sirven a la Iglesia en aquello que ésta les pida: servicio pastoral en parroquias, misiones ad gentes, formación de laicos, organización de retiros, capellanías de monjas…


* Frailes de Emaús (web)

290. Misioneras de Cristo Resucitado



Las Misioneras de Cristo Resucitado fueron fundadas por la Madre Bertha López Chávez en 1996 en Guadalajara (México). La Madre Bertha llevaba años atendiendo a los enfermos de Sida, recogiéndolos de las calles y dándoles el consuelo y el amor de Dios para que no muriesen solos. Sintiendo que el Señor le pide la compañía de hermanas, funda este Instituto que tiene por carisma promover y reintegrar la dignidad de la persona humana para llevarla a un encuentro con la Vida, con la fuerza del Evangelio de Cristo Resucitado. Años más tarde fundó la rama masculina de los Misioneros de Cristo Resucitado.


Las Misioneras atienden a los hombres y mujeres desesperanzados, golpeados por la cultura de la muerte, especialmente a los que se encuentran en absoluto abandono y extrema pobreza, dando atención a los enfermos de Sida, drogadictos, prostitutas, niños repudiados y ancianos desvalidos. El Instituto está presente en México.


Las Misioneras acudieron con prontitud a Haití tras el terremoto


289. Misioneras de la Esperanza



“Sólo hay que ir porque el Amor de quien
me ama en el pobre me llama”

Las Misioneras de la Esperanza son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano fundado por el P. Álvaro de Jesús Puerta en 1993 (Colombia). El carisma de la Comunidad consiste en servir a los pobres de las zonas marginales de las grandes ciudades del mundo. En medio de la gente quieren ser sacramento de esperanza sensible y visible, caminando al encuentro de los desesperanzados y abrazándolos y conviviendo con ellos para que sepan que Dios los ama y los quiere artífices de su futuro. Regentan comedores para niños, centros de atención a mujeres embarazadas en situación de desamparo, visitan a los enfermos, colaboran en la pastoral parroquial, etc. Las Misioneras están presentes en Colombia, Perú y Panamá. El P. Álvaro recientemente ha dado inicio a la rama masculina de Misioneros de la Esperanza.


288. Reparadoras de la Virgen de los Dolores



Las Hermanas Reparadoras de la Virgen de los Dolores son una Asociación Pública de Fieles erigida en 1994 por el Cardenal Arzobispo de Madrid Don Ángel Suquía. Forman parte de la Obra de la Virgen de El Escorial en Prado Nuevo (Madrid). Las Reparadoras tienen como fin principal su propia santificación mediante el servicio a los necesitados, viendo en ellos a Cristo Redentor, viviendo los Consejos Evangélicos y dando a sus vidas un sentido reparador ante las ofensas cometidas contra Cristo y su Madre Santísima. Este carisma de servicio se realiza en las residencias de ancianos que la “Fundación Virgen de los Dolores” tiene en diversas provincias de España. En virtud de esta vocación y misión, las Hermanas Reparadoras prodigan a los necesitados, en todas las dimensiones de su persona, una esmerada atención. Les ofrecen los auxilios necesarios para su cuidado corporal y espiritual, escuchándoles con paciencia, consolándoles en sus penas, repartiéndoles alegría... les hacen presente la caridad de Cristo y les ayudan a mantener la ilusión de vivir. Están presentes en España.


287. Fraternidad Hermanos de la Paz



La Fraternidad Hermanos de la Paz es una Asociación Pública de Fieles que tiene su origen en la búsqueda de una mayor radicalidad en la forma de vivir el carisma franciscano por parte del entonces Hermano, y hoy sacerdote, Fray Heraldo Beltrán Candia, en 1998 (Colombia). En el medio rural, junto a los campesinos y compartiendo sus vidas, Fray Heraldo recibe la compañía de otros Hermanos que constituyen el nacimiento de los Frailes de la Paz. También se les unen seglares que comparten el mismo espíritu de atención a los pobres bajo la tutela espiritual de San Francisco de Asís.


“Vivir la fraternidad al servicio de los más pobres, siendo signos e instrumentos de paz en la construcción del Reino de Dios”.

Buscando una mayor radicalidad y servicio a la Iglesia en los necesitados, la comunidad de frailes se establece en Pilaló (Ecuador), quedando los seglares asociados asumiendo la obra de servicio a los pobres en Colombia. Los frailes unen a la profesión de los tres Consejos Evangélicos, un cuarto voto de opción preferencial por los pobres. Su estilo de vida se caracteriza por la oración, la fraternidad, la entrega, el servicio y el sacrificio que conlleva anunciar el Reino de Dios en ambientes marcados por la necesidad material pero también espiritual.


El apostolado de los Hermanos de la Paz se desarrolla sirviendo a los más pobres en comunidades necesitadas, territorios de misión y en aquellos lugares donde se haga necesaria su presencia. También asumen el ministerio parroquial como una expresión del servicio a la Iglesia, buscando construir verdaderas comunidades parroquiales fraternas y animadas por la caridad. Están presentes en Colombia y Ecuador.
 
 
 

CONFER: Les preocupan las vocaciones



XVIII Asamblea General de la CONFER (15,16,17 de noviembre de 2011)

CONFER = Conferencia Española de Religiosos

Inauguración. Extractos del discurso del P. Elías Royón, Presidente:

- Por su mediación, Sr. Nuncio, quisiéramos hacer llegar al Santo Padre los sentimientos de fidelidad y amor de los religiosos y religiosas españolas; el agradecimiento por sus palabras siempre iluminadoras y en las que sentimos su afecto y aprecio.

- Me complace recordar en este momento, que contribuir a la comunión eclesial, es uno de los objetivos que CONFER más acaricia, creemos en su necesidad y apostamos porque sea cada vez más posible. La vida religiosa es esencialmente un servicio en la Iglesia y para la Iglesia. Un servicio que los religiosos prestan en las Iglesias locales, desde su ser de consagrados y desde su actuar misionero, según los carismas que le son propios.


Los obispos entre los Religiosos

- Reconocemos y agradecemos cuando, con caridad y en fraternidad evangélicas, desde el servicio de la autoridad, se nos indican lagunas, se nos advierte de actuaciones a corregir; como confiamos, con igual gratitud, que nuestros pastores nos animen y acompañen a continuar encarando, desde nuestra propia peculiaridad que enriquece la comunión, las urgencias misioneras de las fronteras de la nueva evangelización.

- No puedo ocultaros, sin embargo, la preocupación que nos produce el constatar que algunas Congregaciones religiosas se vienen situando al margen de la CONFER como Institución y están ausentes de sus actividades. Nos alegraría que, con la colaboración de todos, esta situación fuera cambiando, como igualmente que se establecieran relaciones respetuosas y fraternas con otros grupos y movimientos eclesiales. De nuestra parte, debemos examinar y reflexionar qué obstáculos pueden impedirlas o dificultarlas.

- Queremos afrontar en esta Asamblea la situación actual de la escasez de vocaciones. Con ello continuamos profundizando en esa esperanza tan indispensable para vivir la novedad del Espíritu. “Nacer de nuevo para una esperanza viva”, comentamos el año pasado, convencidos de que tenemos que ser, como se ha dicho, “samaritanos de la esperanza,” en nuestro mundo y nuestra cultura, tan agrietada de desilusión.


- El futuro de la vida consagrada no se juega, como algunos pretenden, en el número de personas con que cuentan las Congregaciones. Su futuro y por tanto su esperanza, está fundado en la calidad de nuestras vidas en el seguimiento de Jesús; en el gozo y la radicalidad con que testimoniemos a Jesucristo en nuestro mundo.

- La falta de vocaciones religiosas no es un problema que afecte solo a las Congregaciones e Institutos Religiosos. Afecta a la comunidad cristiana. Y es toda la comunidad cristiana la que debe preocuparse de ello, como indicó recientemente el Papa: “si la vida consagrada es un bien para toda la Iglesia, algo que interesa a todos, también la pastoral que busca promover las vocaciones a la vida consagrada debe ser un compromiso sentido por todos: obispos, sacerdotes, consagrados y laicos”.

- ¿La vida religiosa en nuestro tiempo es "engendradora de vida"; atrae a los jóvenes, suscita el deseo de ser imitada, genera seducción y contagia entusiasmo? ¿Será que la vida consagrada ha dejado de ser fragancia de Cristo dentro de la misma Iglesia? ¿Sus modos de vivir y actuar, personal y comunitariamente, han dejado de tener esa "sobreabundancia de gratuidad" que contagia y atrae a los jóvenes más generosos?


- Es posible afirmar con objetividad que la crisis vocacional no es achacable a los defectos y debilidades de los religiosos, como a veces se escribe y se dice. Hay que reconocer que, la mayoría de sus causas, por su origen y naturaleza, escapan a nuestra capacidad de hacerlas cambiar o desaparecer.

- Observamos también con sinceridad que la sequía vocacional tiene sus excepciones. Sin olvidar que debe ser mayor la preocupación por la calidad que por el número de los candidatos.

- Los jóvenes de hoy están más interesados por el testimonio de las vidas que por las declaraciones de intenciones y exigen signos que transparenten la coherencia de vida; su propia necesidad de seguridad les lleva a considerar como imprescindible la experiencia de ser atraídos por la vida de otros.

- Un factor de esta visibilidad es sin duda la vida comunitaria. Tal vez sea hoy uno de los más atractivos para los jóvenes. A veces, casi el más significativo para los que disciernen o están en camino de búsqueda. A pesar del individualismo tan arraigado en nuestra sociedad, son precisamente actitudes comunitarias como la acogida, la fraternidad, la simplicidad, la hospitalidad, el perdón, la misericordia... las que atraen y contagian, las que cuando son transparentes provocan el deseo de compartirlas.

- Es necesario añadir todavía un elemento determinante de visibilidad en estas comunidades: la pobreza y simplicidad de vida. La pobreza personal y comunitaria es condición inequívoca de nuestra credibilidad y los jóvenes tienen una sensibilidad especial para percibirla.

- Unas vidas tristes, mediocres y grises no suscitan deseo de compartirlas.

- Algunos insinúan como si los jóvenes de hoy mostrasen más interés por el ser de los religiosos que por su hacer; como si se sintiesen más atraídos por el testimonio de sus votos y la vida en común que por su acción pastoral. Sin embargo, esta distinción no tiene lugar, cuando la misión se vive como una respuesta al envío del Señor a continuar su obra salvadora, que exige disponibilidad radical y servicio gratuito. En el ser religioso está inserto su quehacer misionero.

- La crisis actual de vocaciones eclesiales no puede ser en modo alguno, causa de desaliento y desesperanza, sino de preocupación confiada. Porque la vida religiosa está enraizada en los planes de Dios para su Iglesia; no es un fenómeno social o cultural de una época determinada, sino un don del Espíritu para la Iglesia de todos los tiempos; también para los tiempos presentes y futuros.
____________________
 
En la décimo octava (que ya son años de reuniones) Asamblea General de la CONFER los Religiosos y Religiosas de algunos, la mayoría pero no todos, Institutos Religiosos presentes en España se reúnen para tratar en esta ocasión de las vocaciones y la esperanza del futuro. Las palabras de su Presidente Elías Royón, Jesuita, muestran en nuestra opinión la verdad de la realidad de la vida consagrada española. Todo este discurso, todas las palabras, son muy bonitas, sí. Ahora que cristalice en la realidad todas sus intuiciones y directrices, ya que como dice el P. Royón: "Los jóvenes de hoy están más interesados por el testimonio de las vidas que por las declaraciones de intenciones y exigen signos que transparenten la coherencia de vida". Venga, que tras dieciocho años de reuniones ya es hora de poner en práctica lo que se habla, y la realidad es que sin vocaciones españolas- europeas (que en el Tercer Mundo todas las tienen) no hay futuro en sus Institutos Religiosos en este país. También les animamos a que sin miedos ni prejuicios se pregunten por qué, como dice el P. Royón, algunos Institutos, algunos no miembros de la CONFER, tienen una salud vocacional aceptable. Y si tienen algo que aprender de ellos que lo hagan, ¡que se les acaba el tiempo!

286. Misioneros Ecuménicos



Los Misioneros Ecuménicos fueron fundados por Mons. Giulio Maria Penitenti en 1944 (Italia) con el objetivo de hacer conocer y amar el don de la Unidad entre los cristianos, principalmente a través de la oración y el diálogo de la caridad. Su carisma nace del deseo expresado por Jesucristo en la Última Cena: “Padre, que todos sean uno, para que el mundo crea que Tú me has enviado” (Jn 17,21). Los Misioneros quieren actuar y ser uno con la Iglesia, para que su oblación sea total, incesante e incondicional por la gran causa ecuménica.


Además de los tres votos de obediencia, pobreza y castidad, emiten el de fidelidad al Sumo Pontífice, ya que sólo siendo fieles a la Iglesia y a su Jerarquía se puede ser artífices de la Unidad querida por Cristo. Su apostolado consiste en promover la unidad ecuménica desde la caridad, sensibilizando a los católicos para que oren por esta intención y se conviertan en testimonio auténtico para que el mundo vea “cómo se aman”. Mons. Giulio también fundó la rama femenina de las Misioneras Ecuménicas, con casas en Italia, España. EEUU, México e Israel. Los Misioneros están presentes en Italia y México.


285. Misioneros Siervos del Señor



Los Misioneros Siervos del Señor son una Asociación Pública de Fieles fundada por Mons. José Edson Santana Oliveira, obispo de Eunápolis-Bahia (Brasil), en 2005. El mismo obispo funda un tiempo después la rama femenina de las Siervas del Señor. Los Misioneros trabajan en el campo amplio del apostolado misionero y parroquial. En especial se capacitan para atender la pastoral de los nómadas (gitanos y gente del mundo circense), teniendo por Santo Patrón al Beato Ceferino Jiménez (primer católico beatificado de etnia gitana).


* Misioneros Siervos del Señor (web)

284. Albertinas Siervas de los Pobres



Los Fundadores

Las Hermanas Albertinas Siervas de los Pobres son un Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por San Alberto Chmielowski y la Beata Bernardina Jabłońska en 1891 (Polonia).


El carisma de la Hermanas consiste en servir a Cristo en los pobres y abandonados para mostrarles la Misericordia de Dios. San Alberto Chmielowski se conmovió profundamente con el amor del Redentor sufriente y lleno de agradecimiento por su Pasión entregó su vida en el servicio a los hermanos mas pequeños de Cristo, y quiso que sus hijas siguieran esta estela.


Ecce Homo pintado por el Fundador

Las Albertinas reafirman su carisma fijándose en el icono del Ecce Homo pintado por el Fundador. Esta imagen muestra a Cristo ultrajado, flagelado, maltratado... éste es el ser humano que sufre. Sus vestimentas rasgadas descubren el pecho herido de Jesús, y parecen mostrar el misterio del Corazón de Dios que invita al hombre al amor. La Albertina tiene que servir al prójimo más necesitado y con más entrega cuando la imagen del Hijo de Dios parece mas borrosa o perdida, según las palabras de San Alberto: “Cuanto más abandonado el hombre se encuentre, a éste hay que servirle con más amor, porque salvamos en este pobre al mismo Jesús”. La espiritualidad del Instituto es franciscana y veneran de forma especial a la Madre de Dios de Czestochowa.


Hábito de las Albertinas para los lugares
de misión con temperaturas elevadas

Las Albertinas realizan su apostolado en albergues para personas sin hogar, comedores para necesitados, hogares para personas mayores abandonadas, hogares para niños y madres solteras, guarderías gratuitas, hospicios para enfermos terminales, residencias de sacerdotes ancianos, etc. Actualmente el Instituto está presente en Polonia, Inglaterra, Rusia, Eslovaquia, Ucrania, Italia, Ciudad del Vaticano, Argentina, Bolivia y EEUU.




283. Teresitas Contemplativas del Santísimo



Mons. Ángel Builes

Las Hermanas Teresitas Contemplativas del Santísimo son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano, fundado por Mons. Miguel Ángel Builes en 1939 en Colombia.


El Instituto es de vida contemplativa, con clausura papal. Las Hermanas Teresitas buscan la transformación y unión con Jesús a través del Camino de Infancia Espiritual de Santa Teresa del Niño Jesús, que consiste en el ejercicio de la humildad, el abandono filial, el amor desinteresado, la sencillez, la alegría y la inmensa confianza en Dios Padre.


Las Teresitas viven en continua contemplación, ofreciendo a Dios el sacrifico y el amor por los que no le aman. Se consagran a la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento para reparar, interceder y orar por los pecadores, los sacerdotes, las almas consagradas en la vida activa y las almas del purgatorio. Las Teresitas están presentes en varias Diócesis de Colombia.

Contacto:

. HH. Teresitas Contemplativas del Santísimo
Correo/ Calle 57 No. 49-44
Local 117
Medellín (Colombia)

. HH. Teresitas Contemplativas del Santísimo
C.C. Villanueva
Local 107, “El Arca”
San Cristóbal (Colombia)
Tel: 094 4262874 - 4260588

Email: teresitasconte@epm.net.co ;
teresitascontemplativas@gmail.com

282. Sociedad de Todos los Santos, Hermanas de los Pobres



El 1 de noviembre de 2011, la Sociedad de Todos los Santos, Hermanas de los Pobres fue admitida en la plena comunión de la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana. Las Hermanas constituyen en la Iglesia un Instituto Religioso de Derecho Diocesano radicado en la Archidiócesis de Baltimore (EEUU).


La Sociedad de Todos los Santos, Hermanas de los Pobres constituía hasta ahora la rama norteamericana de una comunidad religiosa de mujeres fundada en el seno del anglicanismo en 1851, en Londres. Tres Hermanas llegaron desde Inglaterra a Baltimore en 1872, alcanzando la independencia de la casa madre inglesa en 1890, y pasando entonces a formar parte del episcopalismo (denominación norteamericana del anglicanismo). A raíz de las novedades introducidas en el episcopalismo (ordenación de mujeres, caos doctrinal, relativismo moral, etc.) las Hermanas comenzaron un proceso de búsqueda de la Verdad que las llevó a pedir su integración en la Iglesia Católica. Hace siete años que comenzaron este camino, que culmina con su recepción en la Iglesia como Instituto de vida consagrada. Dos Hermanas han decidido permanecer como episcopalianas, pero vivirán con la nueva comunidad católica.


El Instituto es de vida semicontemplativa y su legislación se basa en gran parte en la Regla de San Agustín. Las Hermanas tienen Misa diaria (de momento con el Rito Romano, aunque varios sacerdotes se preparan para poderla celebrar conforme al Rito Anglicano) y rezan el Oficio Divino. Como apostolado se dedican a la asistencia de los pobres, la organización de retiros, la acogida de personas que buscan soledad y oración, la elaboración de artesanías, etc. Están presentes con cuatro conventos en EEUU.


* Sociedad de Todos los Santos, Hermanas de los Pobres (web)


En la imagen superior, religiosas anglicanas de la rama inglesa. Como se ve, algunas comunidades religiosas anglicanas han perdido el norte, mientras otras se han conservado fieles desembocando sí o sí en la comunión con la Iglesia Católica. Perfectamente podrían pasar estas mujeres de la imagen por religiosas católicas de tantos y tantos Institutos. Y viéndolas, ¿se podía pensar en una real comunión, además de compartir el mismo carisma, con las Hermanas de EEUU? No, de ahí lo acontecido.


281. Adoradoras del Corazón Eucarístico y Sacerdotal de Jesús



Las Adoradoras del Corazón Eucarístico y Sacerdotal de Jesús son una Asociación Pública de Fieles radicada en la Archidiócesis de Medellín (Colombia). A partir de la publicación de Ecclesia de Eucharistia del Beato Juan Pablo II, cuatro mujeres sintieron el llamado ante el Santísimo Sacramento de amar, adorar y reparar el Corazón de Jesús de forma perpetua en comunidad. En 2005 da inicio la vida comunitaria.


Las Hermanas Adoradoras quieren ser en la tierra la prolongación perenne de la oración sacerdotal de Jesús (Jn 17). Habiendo recibido el llamado de seguir a Cristo Casto, Pobre y Obediente, se reúnen para llevar vida contemplativa en comunidad de amor, adoración y reparación. Mediante una continua y amorosa entrega ofrecida con Cristo al Padre, las Adoradoras se ofrecen como hostias vivas por la santificación de los sacerdotes.


"Es bueno caminar por la fuerza de su Amor en sentido contrario a nuestras inclinaciones, sin otro placer ni contento sino el de no tener ninguno... El Corazón de Jesús es un tesoro oculto e infinito que no desea más que manifestarse a nosotros". (Sta. Margarita María)


Como Santa Patrona tienen a Santa Margarita María de Alacoque, la depositaria de las revelaciones del Sagrado Corazón de Jesús. Como ella, buscan concientizar los corazones de las personas para saciar la sed que el mismo Jesús tiene de ser amado en el Sacramento de su Amor, preparando adoradores en espíritu y en verdad. Las Adoradoras también realizan preciosos trabajos de bordado y confección de ornamentos litúrgicos. La Comunidad está presente en Colombia.