250. Agustinas Descalzas



San Juan de Ribera

La Orden de las Agustinas Descalzas tuvo su origen en las ansias de San Juan de Ribera (1532-1611), Arzobispo de Valencia, por reformar la vida monástica femenina y conducirla a su pureza y perfección evangélicas. Entusiasmado por la Reforma llevada a cabo por Santa Teresa de Jesús, puso todo su empeño en que la Santa fundase en la Archidiócesis valenciana. Dicha fundación no pudo llevarse adelante pero el santo obispo no cesó en su empeño. En 1597 daba la aprobación para la fundación de un monasterio de monjas en la localidad de Alcoy. A dichas monjas les dio por Regla la de San Agustín y por Constituciones las de las Carmelitas Descalzas redactadas por Santa Teresa de Jesús, incluyendo algunas modificaciones. El hábito es así mismo idéntico al de las Carmelitas Descalzas aunque de color negro según la tradición agustiniana.


Las monjas Agustinas Descalzas son de estricta clausura papal, tienen dos horas diarias de oración mental, reina en sus conventos el aire de familia y sencillez de vida teresiana y tienen recreaciones en las que realizan labores. La austeridad de sus conventos y el número reducido de monjas (hasta 21) también es característico de esta descalcez agustianiana- teresiana. Las Agustinas Descalzas se caracterizan por su intensa devoción eucarística y su espíritu de reparación. Diariamente adoran el Santísimo Sacramento expuesto en sus iglesias conventuales.


En contraste con las Carmelitas Descalzas, las Agustinas Descalzas, por deseo expreso de San Juan de Ribera, siempre estuvieron sujetas a la jurisdicción del obispo diocesano. En las dos primeras fundaciones (Alcoy y Denia) estuvo muy presente la colaboración del P. Jerónimo de la Madre de Dios (Gracián), hijo predilecto de la Santa de Ávila. En su momento de máximo apogeo la Orden llegó a contar con 10 monasterios. La desamortización de Mendizábal y la Guerra Civil de 1936 supusieron la pérdida de varios monasterios. Terminada la Guerra, con mucho sacrificio y en extrema pobreza, la Orden comenzó su proceso de restauración. Tras la Sponsa Christi de Pío XII la Orden se federó en 1957 y obtuvo la atención espiritual de los frailes Agustinos Recoletos.


Tras el Concilio Vaticano II y la subsiguiente crisis de vocaciones, las Agustinas Descalzas han ido cerrando comunidades. Las últimas en cerrar la Ollería en 2009 (Valencia) y Alcoy en 2013 (Alicante), donde en un gesto de generosidad y solidaridad eclesial han cedido sus monasterios a las Siervas del Señor y de la Virgen de Matará  y a las Carmelitas Mensajeras del Espíritu Santo, respectivamente. Actualmente, la Orden cuenta con dos monasterios.


* Agustinas Descalzas (web)

* Monasterio de la Purísima y la Beata Inés
Plaza de la Beata Inés, 4
46830 Benigánim (Valencia)
Email: hna_aurora@hotmail.com 

_____________________________________________


MONASTERIO DEL CORPUS CHRISTI
AGUSTINAS DESCALZAS
MURCIA


El Monasterio del Corpus Christi de Agustinas Descalzas en Murcia, fue fundado por la Venerable Madre Mariana de San Simeón en el año 1616. Su presencia en Murcia se ha prolongado hasta nuestros días con casi 4 siglos de historia.


La Comunidad está formada actualmente por 11 hermanas que viven el carisma de su fundador, San Juan de Ribera, adorando y reparando al Santísimo Sacramento por las ofensas que recibe. Tienen como Padre espiritual a San Agustín, cuya Regla profesan, y a Santa Teresa de Jesús como Madre espiritual, cuyas Constituciones reformadas rigen toda su vida monacal.


La jornada monástica comienza a las 6,30 de la mañana y acaba a las 11 de la noche, toda ella entretejida con oración litúrgica, oración personal, trabajo, estudio, reflexión, celebración de la Eucaristía y un tiempo de recreación comunitaria.


Claustro del monasterio

Jesús Sacramentado es el centro de la vida de estas monjas, además del carisma agustiniano de la unidad, la caridad fraterna, la humildad, la interiorización de la Palabra, el estudio teológico y espiritual que va formado el alma de la monja Agustina Descalza; y la oración y contemplación del Misterio Eucarístico, a imitación de su Madre Santa Teresa de Jesús.

Si estás interesada en conocer más a esta Comunidad contemplativa, puedes dirigirte a la siguiente dirección:


- Monasterio Corpus Christi
Agustinas Descalzas de San Juan de Ribera
Plaza Agustinas, 4
30005 – MURCIA (España)
Teléfono: 968. 29. 51. 89.

Email: agustinasmurcia@telefonica.net  
* Agustinas Descalzas de Murcia (blog)


249. Comunidad de la Conversión- Agustinas



La Comunidad de la Conversión- Agustinas tiene su origen en un grupo de monjas Agustinas del monasterio de San Ildefonso de Talavera de la Reina (Toledo) que sintieron la llamada interior a dar vida a una nueva comunidad religiosa para responder al mundo de hoy desde el diálogo ecuménico y el diálogo con la increencia. En 1999 dejaron su monasterio, siendo acogidas por Mons. Rafael Palmero en la Diócesis de Palencia. Establecieron su monasterio en el antiguo convento de frailes Agustinos de la Provincia Misionera de Filipinas en la localidad de Becerril de Campos (Palencia). Desde 2005 constituyen una comunidad autónoma dentro de la Orden de San Agustín.


La Comunidad quiere ser una propuesta a la Orden Agustiniana y a la Iglesia de una nueva presencia consagrada desde la fraternidad apostólica, la contemplación, el estudio y la evangelización haciendo del monasterio un lugar de oración, de conversión y de comunión, para los miembros de la Orden y de la Iglesia.


Conversión y comunión son los dos campos de trabajo en los que la Comunidad se mueve. Por ello abren las puertas de su casa a todo hombre que busca a Dios y desea hacerlo en compañía de las Hermanas. Éstas realizan trabajo pastoral en el mismo lugar donde viven: catequesis, encuentros, grupos de oración, retiros… También acompañan desde la acogida fraterna a los peregrinos que se dirigen a Santiago de Compostela; y según el espíritu mendicante realizan tiempos de itinerancia en el que las Religiosas de dos en dos o de tres en tres, van a un país o a una ciudad con el fin de crear un lazo de comunión a través de encuentros de espiritualidad, de oración, de ayuda fraterna, de acercamiento a una realidad que desean asumir, comprender y apoyar desde su vida consagrada. De momento han estado en Hungría, Perú e Italia. La Comunidad está presente en Becerril de Campos (Palencia) y en Sotillo de la Adrada (Ávila), donde se proyecta una casa de espiritualidad.



248. Siervos del Paráclito / Esclavas de la Preciosa Sangre



Los Siervos del Paráclito son un Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por el P. Gerald Fitzgerald en 1947 (EEUU). Su espiritualidad es carmelitana, centrada en la búsqueda de la unión con Dios según la doctrina espiritual de los Santos Teresa de Jesús y Juan de la Cruz. Característico de su espíritu es también la actitud de servicio que debe caracterizar la vida de los Hermanos, incluido los superiores, llamados Siervos. Su carisma se centra en ser colaboradores del Espíritu Santo para ayudar a los sacerdotes y los consagrados en su misión apostólica. En especial ayudan a los sacerdotes y hermanos que se encuentran en dificultad (depresión, alcoholismo, dificultades para guardar el celibato). Para ello fundan hogares donde ofrecen apoyo especializado para la recomposición espiritual, psicológica, humana… de los hermanos heridos por la debilidad y el pecado. Con ello pretenden renovar la relación con Dios y sanar las heridas en el Corazón del Salvador, pues la curación viene en última instancia de la Misericordia de Cristo. Están presentes en EEUU y Filipinas.



El P. Gerald fundó en 1947 las Esclavas de la Preciosa Sangre, Instituto de vida contemplativa que se consagra a la alabanza divina y a la oración por la santificación de los sacerdotes.

Benedicto XVI a las Religiosas durante la JMJ Madrid 2011



La Hermana Belén saluda al Santo Padre

Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, 19 de agosto de 2011

Saludo de la Hermana Belén, Sierva de María, Ministra de los Enfermos, al Santo Padre:

Querido Santo Padre:

Me llamo Belén y soy Sierva de María, dedicada a la atención de los enfermos en sus domicilios. En nombre de todas las Religiosas aquí presentes, de vida contemplativa y activa, le damos la más cordial y gozosa bienvenida. ¡Gracias Santo Padre por este encuentro con nosotras, muchas gracias!

Sabemos, Santidad, lo mucho que estima a la vida consagrada como expresión visible de la santidad de la Iglesia. La Iglesia es santa por estar unida a Cristo y porque en su seno florece la santidad como en un maravilloso jardín de diferentes flores. Cuantas estamos aquí queremos ser santas y, aunque sabemos que el camino no es fácil, confiamos en la gracia de Cristo, en la comunión de la Iglesia y en el Magisterio de Su Santidad, que nos estimula constantemente a ello. También nosotras queremos ofrecer a la Iglesia y al Vicario de Cristo nuestra oración, nuestros sacrificios y nuestra total entrega a Cristo, a quien nos hemos consagrado como esposas.

Sabemos, Santidad, que la cruz que Dios ha puesto sobre sus hombros es muy pesada. Queremos decirle que no la lleva solo, cuente con nosotras, que, en el silencio del claustro o en la actividad con que servimos a la Iglesia, le ayudamos con nuestra sencillez y pobreza, y con la fuerza que recibimos de Cristo. Pedimos al Señor que le bendiga y sostenga, le consuele y fortalezca y le llene de la alegría y la paz del Santo Espíritu para guiar a su Iglesia. ¡Gracias, Santo Padre y cuente siempre con nosotras!

********************

Discurso que el Papa Benedicto XVI dirigió a las jóvenes Religiosas, de Institutos activos y contemplativos, en el Patio de los Reyes del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial:


Queridas jóvenes Religiosas:

Dentro de la Jornada Mundial de la Juventud que estamos celebrando en Madrid, es un gozo grande poder encontrarme con vosotras, que habéis consagrado vuestra juventud al Señor, y os doy las gracias por el amable saludo que me habéis dirigido. Agradezco al Señor Cardenal Arzobispo de Madrid que haya previsto este encuentro en un marco tan evocador como es el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Si su célebre Biblioteca custodia importantes ediciones de la Sagrada Escritura y de Reglas monásticas de varias familias religiosas, vuestra vida de fidelidad a la llamada recibida es también una preciosa manera de guardar la Palabra del Señor que resuena en vuestras formas de espiritualidad.

Queridas Hermanas, cada carisma es una palabra evangélica que el Espíritu Santo recuerda a su Iglesia (cf. Jn 14, 26). No en vano, la vida consagrada «nace de la escucha de la Palabra de Dios y acoge el Evangelio como su norma de vida. En este sentido, el vivir siguiendo a Cristo casto, pobre y obediente, se convierte en "exégesis" viva de la Palabra de Dios... De ella ha brotado cada carisma y de ella quiere ser expresión cada Regla, dando origen a itinerarios de vida cristiana marcados por la radicalidad evangélica» (Exh. apostólica Verbum Domini, 83).

La radicalidad evangélica es estar "arraigados y edificados en Cristo, y firmes en la fe" (cf. Col, 2,7), que en la vida consagrada significa ir a la raíz del amor a Jesucristo con un corazón indiviso, sin anteponer nada a ese amor (cf. San Benito, Regla, IV, 21), con una pertenencia esponsal como la han vivido los Santos, al estilo de Rosa de Lima y Rafael Arnáiz, jóvenes patronos de esta Jornada Mundial de la Juventud. El encuentro personal con Cristo que nutre vuestra consagración debe testimoniarse con toda su fuerza transformadora en vuestras vidas; y cobra una especial relevancia hoy, cuando «se constata una especie de "eclipse de Dios", una cierta amnesia, más aún, un verdadero rechazo del cristianismo y una negación del tesoro de la fe recibida, con el riesgo de perder aquello que más profundamente nos caracteriza» (Mensaje para la XXVI Jornada Mundial de la Juventud 2011, 1). Frente al relativismo y la mediocridad, surge la necesidad de esta radicalidad que testimonia la consagración como una pertenencia a Dios sumamente amado.


El Santo Padre con la Madre Priora
del Carmelo Descalzo de El Escorial

Dicha radicalidad evangélica de la vida consagrada se expresa en la comunión filial con la Iglesia, hogar de los hijos de Dios que Cristo ha edificado. La comunión con los Pastores, que en nombre del Señor proponen el depósito de la fe recibido a través de los Apóstoles, del Magisterio de la Iglesia y de la tradición cristiana. La comunión con vuestra familia religiosa, custodiando su genuino patrimonio espiritual con gratitud, y apreciando también los otros carismas. La comunión con otros miembros de la Iglesia como los laicos, llamados a testimoniar desde su vocación específica el mismo Evangelio del Señor.

Finalmente, la radicalidad evangélica se expresa en la misión que Dios ha querido confiaros. Desde la vida contemplativa que acoge en sus claustros la Palabra de Dios en silencio elocuente y adora su belleza en la soledad por Él habitada, hasta los diversos caminos de vida apostólica, en cuyos surcos germina la semilla evangélica en la educación de niños y jóvenes, el cuidado de los enfermos y ancianos, el acompañamiento de las familias, el compromiso a favor de la vida, el testimonio de la verdad, el anuncio de la paz y la caridad, la labor misionera y la nueva evangelización, y tantos otros campos del apostolado eclesial.


De izquierda a derecha, Religiosas de: Hijas de Santa María del
Corazón de Jesús, Compañía del Salvador,
Hijas de Nuestra Señora, Hermanas de la Cruz.
Detrás, Misioneras de la Caridad y Oblatas de Cristo Sacerdote.

Queridas Hermanas, éste es el testimonio de la santidad a la que Dios os llama, siguiendo muy de cerca y sin condiciones a Jesucristo en la consagración, la comunión y la misión. La Iglesia necesita de vuestra fidelidad joven arraigada y edificada en Cristo. Gracias por vuestro "sí" generoso, total y perpetuo a la llamada del Amado. Que la Virgen María sostenga y acompañe vuestra juventud consagrada, con el vivo deseo de que interpele, aliente e ilumine a todos los jóvenes.

Con estos sentimientos, pido a Dios que recompense copiosamente la generosa contribución de la vida consagrada a esta Jornada Mundial de la Juventud, y en su nombre os bendigo de todo corazón. Muchas gracias.

247. Hermanos de la Santísima Sangre



P. Winfried (segundo por la izquierda)

Los Hermanos de la Santísima Sangre son una Asociación Pública de fieles fundada por el P. Winfried Wermter (ex-Misionero de la Preciosísima Sangre) en la Diócesis de Regensburg (Alemania), con la misión de formar parte de la obra evangelizadora de la Iglesia de Cristo bajo el signo de su Sangre y según el modelo y bajo la protección de la Sagrada Familia. El P. Winfried también fundó las Esclavas de la Santísima Sangre con el mismo espíritu y carisma.


En el espíritu de San José y María Santísima los Hermanos y las Esclavas desean servir a la Iglesia cumpliendo la voluntad de Dios con espíritu de humildad y sencillez, con gran amor por el Niño Jesús que derramará su Sangre por la salvación del mundo. Desean prolongar la paternidad espiritual de San José y la maternidad espiritual de María través de obras espirituales y materiales al servicio de los hermanos y en especial de los alejados de la fe. Están presentes en Alemania, Austria, Polonia e Italia.

Hermanos de la Santísima Sangre: fss.aufhausen@blut-christi.de  
Esclavas de la Santísima Sangre: sas.manoppello@gmail.com

246. Hermanos Mensajeros de Paz



Los Hermanos Mensajeros de Paz fueron fundados por el P. Luis Alfonso Mesa Rincón el 16 de julio de 2005 en Villa de Leyva, Boyacá (Colombia), Diócesis de Chiquinquirá. Fueron aprobados como Asociación Pública de Fieles por Mons. Roberto Carlson en la Diócesis de Saginaw (EEUU). Su vida es contemplativo- apostólica, consagrada a la oración personal y litúrgica, y la adoración del Santísimo. Su apostolado abarca la dirección espiritual, la cura pastoral de almas y las obras con los más necesitados.

* Mensajeros de Paz (web)

Contacto

Hermanos Mensajeros de Paz
Calle 5 No. 6, Tinjacá, Boyacá (Colombia)
Tel: 098 735 5532.
E-mail: mensapaz@yahoo.es ; padremesa@yahoo.com 

245. Canonesas Regulares Lateranenses de San Agustín



San Agustín de Hipona

La Orden de Canonesas Regulares Lateranenses de San Agustín tienen su origen en las vírgenes y viudas de la primitiva Iglesia que, consagradas públicamente por el Obispo, se entregaban totalmente al Señor en la continencia y servicio a la Iglesia. Los grandes Padres de la Iglesia, especialmente San Agustín, promovieron la vida común de estas mujeres consagradas a Dios, al mismo tiempo que fomentaban la vida común y canónica de los clérigos; con ello pretendieron restaurar la "Vida Apostólica" de la primitiva comunidad cristiana de Jerusalén con el ideal de vivir todas unidas "con un solo corazón y una sola alma", teniendo todas las cosas en común.


Así fueron surgiendo en las Iglesias locales comunidades de vírgenes consagradas a Dios, quienes, observando los cánones de los Concilios sobre la vida comunitaria - de ahí el nombre de Canonesas - vivían la alabanza orante y eran testimonio de amor eclesial y de amor al sacerdocio ayudando a su misión. Entre sus obligaciones figuraba la asistencia a las funciones litúrgicas de la Iglesia a la que pertenecían. La oración y el rezo coral constituyó desde sus orígenes una de sus ocupaciones principales así como la educación de la juventud. En el siglo VIII ya se distinguía claramente entre "moniales" (monjas) en un sentido de mayor soledad y con una Regla como la de San Benito, y "canonesas" dedicadas al servicio litúrgico y eclesial.


Durante la Edad Media estas comunidades femeninas tuvieron un intenso desarrollo y florecimiento. Al igual que los clérigos de vida común (Canónigos Regulares) adoptaron la Regla de San Agustín y, a partir del Sínodo Romano de Letrán en 1059, bajo el Pontificado de Nicolás II, la antigua Orden Canonical se rehízo con vitalidad evangélica renovada bajo la creciente influencia de la Regla Agustiniana.



El carisma de las Canonesas se expresa en su totalidad a través de cuatro aspectos básicos:

La oración: Dedican durante la jornada tiempos fuertes a la oración personal, que es necesidad del alma que busca a Dios, lo ama y quiere poseerlo. La alabanza litúrgica ocupa un lugar primordial en la vida de la Canonesa, ya que es la liturgia prolongación de la función sacerdotal de Cristo a quien se consagran.


La fraternidad: Destaca en toda la Regla de San Agustín la importancia que le da al amor mutuo, el respeto a la persona, el dar a cada hermano lo que necesita, la corrección fraterna, etc. Las Canonesas comparten lo que cada una es, compartiendo la búsqueda y el encuentro con Cristo.


Espíritu eclesial- diocesaneidad: La vida canonical está muy enraizada en la Iglesia local y, desde la diocesaneidad, en comunión con la Iglesia Universal. Nacieron al servicio de las Iglesias particulares. Y están llamadas a ser por la intercesión orante permanente ayuda de los Obispos de suss diócesis y los sacerdotes, sintiéndose asociadas a su ministerio plenamente. Piden, de un modo especial, por su santificación, por el fruto de su apostolado, viviendo intensamente la inquietud misionera y la acción evangelizadora de la Iglesia.

Acogida: Las Canonesas suelen tener hospederías para días de retiro y oración. Además, comparten la oración litúrgica con los fieles que lo desean.


Canónicas de la Orden en España:

Alicante

Canónigas Regulares Lateranenses de San Agustín
Monasterio de la Preciosísima Sangre de Cristo
C/ Monjas, 1
03002 Alicante. España.
Tel. (0034) 965 21 73 96

Arceniega

Canónigas Regulares Lateranenses de San Agustín
Monasterio de Ntra. Sra. de los Remedios
C/Arriba, 2 A
01474 Arceniega (Álava). España.
Tel. (0034) 945 39 60 16
E-mail: crlarceniega@yahoo.es 

Astigarraga

Canónigas Regulares Lateranenses de San Agustín
Monasterio de S. Bartolomé y Sta. Ana
Agineta Bidea. Crto. 1
20015 Atigarraga (San Sebastián). España.
Tel. (0034) 943 33 57 77

Burgos

Canónigas Regulares Lateranenses de San Agustín
Real Monasterio de Sta. Dorotea
C/ Sta. Dorotea 25
09001 Burgos. España.
Tel. (0034) 947 20 48 90

Hernani

Canónigas Regulares Lateranenses de San Agustín
Monasterio de San Agustín
C/ Mayor 64
20120 Hernani (Guipúzcoa). España.
Tel. (0034) 943 24 32 11

Ibiza
Canónigas Regulares Lateranenses de San Agustín
Monasterio de San Cristóbal
C/ San Ciriaco 2
07800 Ibiza (Baleares). España.
Tel. (0034) 971 30 19 40

Palencia

Canónigas Regulares Lateranenses de San Agustín
Monasterio de San Agustín
C/ Ortega y Gasset 16,
34004 Palencia. España.
Tel. (0034) 979 73 04 53
E-mail: canonicap@ono.com   

Palma de Mallorca

Canónigas Regulares Lateranenses de San Agustín
Canónica de Sta. María Magdalena
C/ de Sta. Magdalena 2 A,
07003 Palma de Mallorca (Baleares). España.
Tel. (0034) 71 71 51 54
Fax (0034) 71 71 51 54

Sóller

Canónigas Regulares Lateranenses de San Agustín
Canónica de Sta. Maria de L’Olivar
Apdo. 154
07100 Sóller, Mallorca (Baleares).
Tel. (0034) 971 63 18 70
Fax (0034) 971 63 18 70

Valencia

Canónigas Regulares Lateranenses de San Agustín
Monasterio de San Cristóbal
C/ Poeta Bodría 4. 46010 Valencia. España.
Tel. (0034) 96 360 58 85

244. Hermanas de la Sagrada Familia OSB


Madre María del Calvario
Las Hermanas de la Sagrada Familia OSB son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano fundado por la Madre María del Calvario Josefa del Divino Prisionero (Esther Gutiérrez Rodríguez, + 1940) el 19 de marzo de 1919 en Ciudad de México. Profesan la Santa Regla de San Benito y el Instituto fue afiliado a la Confederación Benedictina en 1984. Como miembros de la Orden de San Benito conceden gran importancia a la celebración del Culto litúrgico y la oración contemplativa según el método monástico de la Lectio Divina.


Con el hábito reformado
Su apostolado consiste en acoger, rescatar, proteger y educar a los niños que no tienen familia en orfanatos que son hogares y escuelas, en los que se quiere vivir el ambiente de amor que era propio de la Sagrada Familia en Nazaret. Trabajan también en misiones parroquiales, catequesis, Ejercicios Espirituales… Presentes en México.





Sobre las Religiosas mártires en la Guerra Civil española



Edificante blog que nos recuerda el martirio de tantas hermanas nuestras consagradas a Dios y martirizadas por el simple hecho de ser Religiosas durante la Guerra Civil española (1936-1939).