212. Hijos e Hijas del Fiat



"Ecce ancilla Domini, fiat mihi secundum verbum tuum".

Los Hijos e Hijas del Fiat nacieron en 1997 a la luz de la experiencia espiritual de un grupo de mujeres, liderado por la Madre Alicia Echeverri Calle, que en la vigilia del cambio de año tuvieron la inspiración de que el Señor las quería como un pequeño ejército al servicio de su Reino y bajo la modalidad de Comunidad Religiosa. El 25 de marzo de 1998 el Obispo de Sonsón Rionegro (Colombia), Monseñor Flavio Calle, imponía a las primeras religiosas el hábito. En 2001 se da inicio a la rama masculina.


El carisma del Instituto consiste en mantenerse en la dinámica interior de la Santísima Virgen. Esta dinámica, la hizo vivir y pronunciar su Fiat, o sea su SÍ incondicional a Dios. En comunión eclesial viven la glorificación del Padre haciendo su Voluntad e irradiando su testimonio de vida consagrada.


Además de la casa fundacional El Ave María en Guarne, la Comunidad ha fundado sedes en Rionegro y en Sonsón. Estas fundaciones colaboran ampliamente en la acción pastoral de sus respectivas parroquias, siendo las tres centros de evangelización y espiritualidad. En la casa de Bogotá se acentúa el espíritu contemplativo propio del Instituto.

* Hijos e Hijas del Fiat (web)

211. Franciscanos Misioneros de San Antonio de Padua


"El gran peligro del cristiano es predicar y no practicar, creer pero no vivir de acuerdo con lo que se cree". (San Antonio)

Los Franciscanos Misioneros de San Antonio son una Asociación Pública de Fieles fundada por Fray Gildardo Daza Cubides en Chaparral- Tolima (Colombia), Diócesis del Espinal.


Su vida fraterna tiene como fundamento la vivencia del Santo Evangelio en el seguimiento de Jesús a la manera de San Francisco de Asís y de San Antonio de Padua. Viviendo en oración y en fraternidad se esfuerzan en proponer a todos los hombres la vida nueva en Jesucristo mediante el anuncio del Evangelio, especialmente con la asistencia a los campesinos, pobres y necesitados. Están presentes en Colombia.

Email: frailesantonianoscol@hotmail.com

210. Hijas del Buen Pastor y de María Inmaculada (Institución Cháritas)



Madre María de Dios


Fundadora (con Niño Jesús en brazos) con sus hijas

Las Hijas del Buen Pastor y de María Inmaculada fueron fundadas por la Madre María de Dios (en el siglo María del Carmen Molleda Garcés) en 1942 en Ávila (España). Son popularmente conocidas en la ciudad de Santa Teresa por las “monjas de Cháritas” por ser la caridad la nota distintiva en la vida y obras de la Madre Fundadora y el carisma específico del Instituto. La Madre María templó toda su existencia en el contacto cercano y vivo de su Jesús Eucaristía, con la fe profunda de las almas sencillas, ardientemente enamorada del Maestro, vivo y real en el Santísimo Sacramento.


Su fundación está consagrada a acompañar, adorar y reparar al Divino Prisionero del Sagrario mediante la Adoración Perpetua y las súplicas y ofrecimientos por su Reinado de Amor y Caridad en el mundo, y así mismo por la Iglesia, sobre todo por el Papa y los sacerdotes. Éste es el fin primordial del Instituto: entregarse sin condiciones al amor de Cristo anonadado por nosotros en su Presencia eucarística, para así calmar la sed de amor del Corazón de Jesús que un día desde la cruz y todos los días desde el Sacramento adorable nos dice: "Tengo sed".


“Orar con el Papa
y orar por el Papa,
obedecer al Papa y
ofrecerse por la santificación sacerdotal.
Iglesia, Papa, Sacerdocio,
objeto de nuestra vida
de súplica y oración"
(M. María de Dios)

Las Religiosas son de vida contemplativa pero realizan obras de apostolado y caridad según las necesidades de la Iglesia y siempre desde sus conventos. En Ávila tienen una guardería benéfica para niños de familias con necesidades económicas u otros problemas y atención a ancianas. En el convento de Ríoverde (México) las Hermanas trabajan intensamente al servicio de la Parroquia en apostolado misional con retiros, convivencias, catequesis, pastoral vocacional, etc.


Guardería benéfica


209. Comunidad Misionera de Jesús



La Comunidad Misionera de Jesús es un Instituto Apostólico formado por clérigos, Hermanas y seglares –célibes, casados o solteros– que unidos bajo un mismo régimen, se esfuerzan por vivir plenamente un mismo carisma y espiritualidad, fomentando la colaboración y el enriquecimiento mutuo con los bienes propios de cada estado y condición. Es una Asociación Pública de Fieles de Derecho Diocesano, erigida en la Diócesis de Ciudad del Este, República del Paraguay, por S.E.R. Mons. Rogelio Livieres. Fue fundada por el P. Jorge Miguel Martínez, en 2002, en la misma Ciudad del Este.


Los miembros que llevan vida común y misionera son llamados miembros permanentes, y se dividen en tres secciones: Sección Masculina (sacerdotes y seminaristas), Sección Femenina (Hermanas misioneras), y Sección Seglar (laicos célibes y casados); otros viven plenamente la secularidad de su condición anunciando el Evangelio según su propio estado de vida y son llamados miembros agregados. Cada sección de miembros permanentes reside en una casa autónoma pero cercana a residencias de otras secciones para asegurar la colaboración mutua y la comunidad.

Esta Comunidad asume en la liturgia tanto la Forma Ordinaria del Rito Romano como la Forma Extraordinaria, según los principios y el espíritu del Motu Proprio Summorum Pontificum, así como todo aquello que contribuye al desarrollo y promoción de la vida litúrgica.

Todo Misionero de Jesús debe iluminar a todos los hombres con la luz de la Palabra de Dios, Jesucristo, Nuestro Señor, aún en las condiciones y situaciones más difíciles, procurando ante todo su salvación eterna. Este carisma les lleva a estar listos y dispuestos siempre y para todo lo que la Iglesia quiera y espere de ellos, para servir al sumo y eterno capitán, Nuestro Señor Jesucristo, y militar valientemente bajo su bandera.


Su espiritualidad se puede resumir en una ardiente devoción a la Cruz de Cristo, por medio de la abnegación de sí mismos; una intensa vida de oración, principalmente en la Lectio Divina y la lectura espiritual, el rezo comunitario de la Liturgia de las Horas, la devoción del Santo Rosario, la adoración eucarística diaria y la celebración fervorosa de la Santa Misa. Sus Patronos principales, son San Pablo Apóstol y Santa Teresa del Niño Jesús.

Se dedican a la predicación –en sus diversas formas– de la Palabra de Dios en su doble aspecto de Revelación y Tradición (Sagrada Escritura y Catequesis): misiones populares, predicación de retiros y ejercicios espirituales, medios de comunicación social (radio, internet y televisión), publicación editorial, enseñanza de la Teología, de la Liturgia, de la Catequesis, educación y formación cristiana del pueblo de Dios, y obras de caridad.

Los principales destinatarios de su misión son, en primer lugar, los cristianos que han perdido la fe; y en segundo lugar los cristianos tibios y que han perdido la esperanza y la caridad. Están dispuestos también a trabajar en tierras de misión donde sea necesaria la “implantatio Ecclesiae” en la misión ad gentes.

Email: info@cmjesu.org
* Comunidad Misionera de Jesús (web)

208. Hermanos de los Desvalidos



Madre Luzmila y Hno. Hugo, fundadores


Los Hermanos de los Desvalidos son una Asociación Privada de Fieles fundada por la Madre Luzmila Marulanda Álvarez en la Archidiócesis de Medellín- Antioquía (Colombia). Inspirada por el Espíritu Santo  desea dar su vida por las personas más pobres y abandonadas, descubriendo en el desvalido el rostro sufriente de Cristo. En el año 2002, con el Hermano Hugo Cifuentes Quintero, emprende la fundación de los Hermanos de los Desvalidos, rama masculina de las Hermanitas de los Desvalidos (web).


“Dichoso el que cuida del pobre y desvalido, 
en el día aciago lo pondrá a salvo el Señor.”
(Salmo 40)

Tienen por carisma el servicio misericordioso al pobre y desvalido, el cual se concretiza en un cuarto voto de servicio misericordioso a los desvalidos. La comunidad es laical y viven en comunión fraterna para anunciar la Buena Nueva y acoger a los pobres y desvalidos. La comunión fraterna los estimula, a través de los diferentes dones concedidos a cada Hermano, a responder a las necesidades más urgentes de la Iglesia y del prójimo, privilegiando las obras a favor de los más pobres y desprotegidos, con apertura pastoral a las indicaciones de los pastores de la Iglesia.


Su apostolado se desarrolla en centros donde atienden a la población más vulnerable: discapacitados físicos y/o cognitivos, personas abandonadas, adultos mayores, enfermos crónicos, etc. Hacen de sus casas un verdadero hogar para estas personas a las que cuidan dando testimonio del amor de Dios por sus hijos.



Tel.: 275 29 88 (Medellín, Colombia)



207. Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús



Las Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús son un Instituto Religioso Contemplativo de Derecho Pontificio, fundado por Doña Concepción Cabrera de Armida en 1897 (México). La vocación de las Hermanas consiste en acompañar a Jesús en la Eucaristía, en unión con María, por medio de la adoración constante de día y de noche. Como Jesús contagia su sed de salvar, las Religiosas se unen con Él como ofrenda permanente, implorando toda clase de gracias para la humanidad entera. Las Hermanas oran y se sacrifican especialmente por los sacerdotes, ministros de la gracia y el amor misericordioso de Dios para el mundo. Están presentes en México, Guatemala, El Salvador, Estados Unidos, Costa Rica, Italia y España.



206. Sacerdotes Amigos de Jesús



La “Familia de los Amigos de Jesús” constituye un movimiento eclesial formado por Religiosos Sacerdotes, Religiosas y seglares. Los Religiosos Amigos de Jesús y las Religiosas Amigas de Jesús tienen tanto rama activa como contemplativa. La Comunidad fue fundada en la diócesis de Texcoco (México) por el P. Leonardo Díaz de León. Llevan el nombre de “amigos de Jesús”, aquel que el Señor dio a sus Apóstoles en la Última Cena (cf. Jn 15,15) y que expresa el sentido de comunión y alianza con Dios Trino y con el hombre.


El carisma de la Comunidad consiste en salir al encuentro del hombre enseñándole a abrir el corazón a la amistad eucarística-trinitaria vivida en adoración y seguimiento de las Personas Divinas. Responden así al llamado de Jesús para que toda persona se haga amiga de Aquel que dio la vida por sus amigos. Los Religiosos y Religiosas trabajan en la creación de centros de adoración permanente y en diversas obras de caridad con los hermanos, para que Dios sea adorado en Espíritu y en Verdad.