48. Orden de la Inmaculada Concepción, monjas Concepcionistas



Santa Beatriz de Silva
 
Monjas Concepcionistas Franciscanas


La Orden de la Inmaculada Concepción fue fundada por Santa Beatriz de Silva en 1489, en la ciudad de Toledo (España), teniendo su razón de ser en la Iglesia en la contemplación del misterio de la Inmaculada Concepción de la Bienaventurada Virgen María, y en el empeño por imitar y reproducir sus virtudes.


Monasterio de Alcalá de Henares

La Regla de la OIC centra la existencia de las monjas en tres pilares: la vida monástica íntegramente contemplativa; la vida según el Evangelio, ocupando siempre el centro el desposorio con Jesucristo Redentor; y la vida en honor e imitación de la Inmaculada Virgen María.

Las monjas Concepcionistas Franciscanas se desposan con Jesucristo, a honra de la Inmaculada Concepción de su Madre, prometiendo vivir siempre en obediencia, pobreza, castidad y en perpetua clausura. En compañía de María Inmaculada, las Concepcionistas Franciscanas permanecen en un mismo espíritu de oración, conscientes de que esto es lo único necesario, realizando de esta manera la misión que tienen en la Iglesia, siendo en ella fuente de gracias celestiales.


Monasterio de Alcalá de Henares

La Hermana Concepcionista Franciscana vive en comunidad su castidad consagrada, ayudada con la caridad, con la amistad mutua, la confianza sincera y las relaciones fraternas fundadas sobre el amor de Cristo que congrega en la unidad. Teniendo por prioridad la vida de oración, litúrgica y personal, las Hermanas trabajan fiel y devotamente de modo que, desterrando la ociosidad enemiga del alma, atestiguan el sentido humano del trabajo y lo convierten en medio de sustentación y de servicio.


Monasterio de Alcalá de Henares

La Orden de la Inmaculada Concepción mantiene con la Orden de Hermanos Menores (Franciscanos OFM) una vinculación y comunicación de bienes espirituales y fraterna colaboración. Esta vinculación se halla recogida en las Constituciones Generales de la Orden aprobadas por la Sede Apostólica en 1993.

Las Concepcionistas Franciscanas comparten desde la clausura las ilusiones y esperanzas del Pueblo de Dios. Sus monasterios están abiertos a quienes desean compartir con ellas la Santa Misa y el Oficio Divino.


Monasterio de Alcalá de Henares



Monjas Concepcionistas

Igualmente miembros de la Orden de la Inmaculada Concepción son las monjas de aquellos monasterios que observan las Constituciones Generales de 1993 pero con modificaciones de los artículos vinculantes al franciscanismo. Estas Constituciones modificadas fueron aprobadas por la Sede Apostólica en 1996 vía Congregación para los Institutos de Vida Consagrada.


Esta iniciativa comenzó en 1969 en el monasterio concepcionista de Alcázar de San Juan (España), encabezado por la Madre Mercedes de Jesús, en proceso de Beatificación, y tiene por fundamento exclusivo la bula pontificia “Inter Universa” (1489) de aprobación de la Orden, en la que no hay mención alguna al espíritu franciscano.

Cada monasterio tiene la facultad de elegir, bien las Constituciones íntegras de 1993, o con las modificaciones de 1996.


47. Josefinas de la Caridad

"¡Qué hermoso nuestro quehacer de remediar la salud corporal y espiritual de nuestros hermanos enfermos y de los pobres desvalidos! La Santísima Virgen María y nuestro Padre San José, han de ser los pilares en que reposan los cimientos de esta obra. Aunque nosotras seamos poco letradas, eso no impide que nuestro corazón se eleve a Dios." (Madre Catalina)
+

Las Hermanas Josefinas de la Caridad son una congregación religiosa de derecho pontificio, fundada en 1877 por la Madre Catalina Coromina Agustí. La Madre captó en los labios de Jesús, la sentencia escatológica: "Estaba enfermo y me visitásteis; venid, amados de mi Padre, entrad en posesión de vuestro Reino". La finalidad apostólica del Instituto es la atención al enfermo y la vela a domicilio en una entrega amorosa. Con la obra de las manos de estas religiosas, la Iglesia sostiene a los ancianos; con el pálpito de sus corazones, la Iglesia calienta las almas de los pequeños huérfanos; con el fervor de su entrega, la Iglesia asiste a los enfermos.

"Jesús, Jesusito hermoso, hazme el alma muy pura, y de mi corazón una clausura, donde sólo quepáis Vos." (Madre Catalina)
+
Las Hermanas, en el cuidado de los enfermos, no tienen otra norma o medida que la caridad de Cristo. El enfermo, como miembro predilecto de Cristo es su pasión. Además, también tienen presentes a todos aquellos que se encuentran oprimidos por la pobreza, la enfermedad, los achaques y otros sufrimientos. Actualmente están presentes en España, Italia, Perú y Colombia. En este último país está surgiendo la rama masculina de la congregación: los Misioneros de San José.

Contacto: Plaza Divina Pastora, 13
08500- Vic (Barcelona)- España
Tel: 93 886 34 55

46. Canónigos Regulares de la Nueva Jerusalén

O Salutaris Hostia

Los Canónigos Regulares de la Nueva Jerusalén son un instituto clerical de vida consagrada fundado en el año 2002. Según la tradición canonical profesan los votos de Obediencia, Conversión de vida y Estabilidad, al igual que las antiguas Órdenes Monásticas. Llevan vida común bajo la Regla de San Agustín, inmersos en la santificación personal y la consecución de un ideal apostólico común: la gloria de Dios, la exaltación de la Iglesia y la salvación de las almas.

Con el Cardenal Darío Castrillón

Celebran la Liturgia según la Forma Extraordinaria del Rito Romano. La difusión y defensa de una Liturgia bien celebrada, como corresponde a tan augustos misterios, es parte fundamental de su apostolado: conducir las almas a Dios a través del culto solemne y digno de la Majestad Divina, especialmente por la celebración del Santo Sacrificio de la Redención, y del sacramento de la Reconciliación.

La auténtica Teología se aprende de rodillas...
+
Su espiritualidad se caracteriza por su devoción al Santísimo Sacramento, a la Madre de Dios, a la que están consagrados en el misterio de su Anunciación, y al Santo Padre al que profesan fidelidad absoluta como Sucesor de San Pedro y Vicario de Cristo.

45. Instituto de la Santa Cruz de Riaumont


El Instituto de la Santa Cruz de Riaumont es una congregación religiosa de espiritualidad scout. Fue fundado por el R.P. Revet y la aprobación de sus primeros estatutos data de 1971. En 1991, el Siervo de Dios Juan Pablo II los erige canónicamente como congregación de derecho pontificio. El Instituto tiene por finalidad promover la gloria de Dios y la santificación de sus miembros por la práctica de los Consejos Evangélicos según la espiritualidad benedictina. Los religiosos pertenecen en calidad de oblatos a la Orden de San Benito.

Al servicio de la Iglesia en la juventud

En el mundo actual, quieren difundir la Buena Nueva de Jesucristo Crucificado y Resucitado, especialmente con el testimonio de una caridad vibrante vivida entre los religiosos y un servicio espiritual a todos los hombres, fundamentalmente a los más pequeños y pobres, en la alegría scout y la paz benedictina. Con afán se entregan a la educación de la juventud, de manera singular a la niñez en peligro por motivos de precariedad social, problemas familiares, etc.

El Instituto celebra la Divina Liturgia según la Forma Extraordinaria del Rito Romano, encontrándose adscrito a la Pontificia Comisión Ecclesia Dei. Se encuentran presentes en Francia.

44. Religiosas Víctimas del Sagrado Corazón de Jesús

Sagrado Corazón de Jesús

¡En Vos confío!

El Instituto de las Religiosas Víctimas del Sagrado Corazón de Jesús fue fundado en 1838 por la R.M. María Víctima de Jesús Crucificado (en el siglo Julie Adèle de Gérin-Ricard). Su particular carisma consiste en unirse, por la vida de clausura, con el Divino Salvador en su victimado e imitarle profesando los Consejos Evangélicos y viviendo la caridad. La comunidad está dedicada a la Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento, a su Reparación, y a la oración constante por la santificación de los sacerdotes.

Su lema: Una cum Christo Hostia, Cor Unum

Las religiosas están presentes en un sólo monasterio, compuesto por alrededor de veinte profesas solemnes, además de novicias y postulantes. La comunidad celebra la Santa Misa según la Forma Extraordinaria del Rito Romano y los oficios litúrgicos según los antiguos usos y costumbres. La vida de piedad y observancia también se rige por la antigua disciplina de la vida religiosa, ofreciendo la oblación de sus vidas en la vivencia “sin glosa” del Evangelio, sin condescender a las influencias de la secularización mundana. Son atendidas espiritualmente por los sacerdotes de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro.

Contacto:

Religieuses Victimes du Sacré Coer de Jesús
Monastère du Sacré Coeur 52 Lavat
13003 Marseille- France
Tel.: + 33 4 91 50 29 21